La nueva verbena

¡Que hermosa es la danza! Para estar con una misma, para relacionarme con las demás, para expresar, liberar… alegría, sensualidad, fuerza, tristeza… Hemos bailado si en las plazas de los pueblos, bares, conciertos… Pero pasan muchas mas cosas, borrachera, ambientes hostiles, ligoteo poco sensible, malos horarios…

Fue para mi una gran revolución conocer que podía bailar libre en ambientes “saludables”. Sin sustancias, sin juicios, cuidando la limpieza, las salas, puede haber contacto o no, no se busca una forma particular… Es uno de mis trabajos hoy seguir creando espacios nuevos y cuidados para bailar, movernos, ser lo que somos, relacionarnos…. Seguir creando la nueva verbena.

Estos nuevos espacios también tienen sus problemas, reflexiones, carencias… El poder hablar antes y después, poder seguir dando forma a espacios que nos hagan bien, me parece hermoso. ¡Que siga pues el movimiento!

Deja un comentario